"Una de nuestras necesidades primordiales es la tecnología para gestionar el agua"

"Una de nuestras necesidades primordiales es la tecnología para gestionar el agua"
Una delegación del Gobierno de Senegal conoce Zayintec durante una visita a empresas almerienses de la industria auxiliar.
Date
25-05-2014
Information

De la mano de la consultora Coinal, una delegación senegalesa encabezada por altos responsables de los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente ha tenido la oportunidad de conocer a fondo el modelo Almería y estudiar oportunidades de negocio con empresas de la industria auxiliar de la agricultura. Almería juega un papel clave en el desarrollo agrícola de Senegal, un país decidido a ser autosuficiente y a convertirse en potencia exportadora para dinamizar su economía y evitar que la emigración sea la única opción de futuro para sus jóvenes.

¿Por qué el Gobierno de Senegal decide visitar Almería?

La visita a Almería se considera una misión prioritaria para el Gobierno de Senegal. Nos hemos llevado una grata sorpresa con Almería, porque esta tierra nos puede ofrecer mucho y ayudarnos a conseguir nuestros objetivos de desarrollo en el sector agrícola senegalés, gracias al buen trabajo que desarrollan empresas como Novedades Agrícolas, Vellsam, Ramifruit o Zayintec.

¿Qué importancia tiene el sector agrícola para el Gobierno de Senegal?

El nuevo Presidente, elegido hace dos años, ha situado la agricultura como el nuevo motor de desarrollo económico del país. Queremos que la agricultura facilite a nuestro pueblo un modo de vida digno y que además dinamice la economía nacional y haga posible que en unos años lleguemos a una tasa anual de crecimiento del 10%.

¿Han definido un modelo concreto de desarrollo?

No nos vale cualquier fórmula. En Senegal queremos implantar una agricultura amiga del medio ambiente, así que buscamos en todo momento garantizar un desarrollo económico sostenible. Sabemos que en sitios donde no ha habido una gestión acertada, la tierra se ha empobrecido, y no queremos eso para el futuro de nuestro país.

¿Cómo se estructura en Senegal la propiedad de la tierra?

La tierra pertenece a las comunidades locales. Por tanto, el Estado tiene la función de supervisar los acuerdos entre las comunidades locales y los inversores. Vigilamos la solvencia de los proyectos de inversión, que normalmente se basan en contratos de alquiler de tierras, y exigimos que haya compensaciones a esas comunidades locales que han cedido suelo. Buscamos compensaciones a través de la generación de empleo local, programas de formación y transferencia de tecnología o la construcción de nuevas infraestructuras, entre otras posibilidades. Pero llegamos más lejos, y además de las compensaciones locales, medimos el impacto ambiental de cada proyecto agrícola y exigimos que se cumpla un plan de gestión ambiental y social.

¿Qué potencial tiene el sector agrícola en su país?

Mucho. No somos un país pobre en recursos naturales. Tenemos sol, abundancia de tierras y agua. No menos importante es nuestro clima estable durante todo el año y nuestra estabilidad política, un factor esencial que convierte a Senegal en una apuesta segura para las inversiones extranjeras.

¿Cuál es el principal obstáculo a superar?

Nuestro problema es que a pesar de estos recursos naturales nuestros rendimientos agrícolas son débiles porque la transferencia de tecnología a nuestro campo es muy escasa. Una de nuestras necesidades primordiales radica en la tecnología para gestionar el agua, ya que en Senegal las lluvias se concentran durante unos pocos meses al año y no contamos con sistemas adecuados para almacenar y distribuir esas reservas de agua.

¿Han encontrado en Almería soluciones técnicas adecuadas a sus necesidades?

Nuestra visita a Almería ha sido muy interesante, porque hemos contactado con empresas punteras en tratamiento de aguas, riego y fertilización, que nos ofrecen la tecnología que estamos buscando. Especialmente, hay que destacar las posibilidades de Almería en tecnología movida por energía solar, que es muy importante para un país como Senegal con un importante déficit en electrificación.

¿Es cierto que además quieren desarrollar producciones bio?

Gracias a nuestro cuidado en los aspectos medioambientales, también nos planteamos la implantación en Senegal de producciones ecológicas. Cuando el Estado se propone dinamizar la agricultura nacional no es sólo para abastecer el mercado interno, sino que queremos desarrollas exportaciones y queremos ofrecer productos de la máxima calidad que sean aceptados en cualquier mercado europeo por exigente que sea.

¿Puede ser la agricultura una forma de evitar la emigración a Europa?

Los esfuerzos del Gobierno de Senegal se dirigen también a frenar el éxodo de jóvenes. Estamos convencidos de que impedir el abandono de la tierra ofreciendo la agricultura como una actividad económica viable y rentable es la vía para conseguir que una parte importante de la población elija labrarse un futuro dentro de su país. De hecho, ya conocemos algunos casos de compatriotas que llevaban años en España y que finalmente han decidido volver.

¿Cómo son las relaciones diplomáticas con España?

Actualmente, Senegal y España tienen firmado un acuerdo marco de cooperación bilateral, en vigor hasta el año 2017. Gracias a ese acuerdo, tenemos acceso a fórmulas de colaboración público-privada que permiten el desarrollo de múltiples proyectos. En este momento, nuestra prioridad es la formación. Esperamos contar con la ayuda española, tanto de entidades públicas y privadas, para llevar a cabo programas de formación a estudiantes y a jóvenes agricultores, tanto en España como en Senegal.

Zayintec y Touba Semènces

La empresa almeriense Zayintec, a través de su filial Touba Semènces, ya tiene en Senegal una finca experimental para realizar ensayos agronómicos de nuevas variedades. El responsable de la finca, Mbaye Gakou, trabajó en España con Zayintec durante varios años, por lo que tiene la formación necesaria y el conocimiento sobre las técnicas de producción hortícola intensiva.

La finca experimental está ubicada en la región de Dakar y en ella ya se han llevado a cabo ensayos en pimiento, sandía, tomate y berenjena. El objetivo de Zayintec es aumentar la superficie de la finca para producir semilla de gran calidad que posteriormente pueda ser comercializada en Africa occidental y Europa. Hasta el momento, los resultados han sido muy satisfactorios gracias a las condiciones naturales de la zona. “Podemos mantener una producción continuada durante todo el año por el clima estable y benigno, y la experiencia está siendo muy positiva, en estrecha colaboración con la comunidad local”, explica Francisco Bermúdez, director general de Zayintec.